Mas información sobre nosotros

Bienvenidos

Espero que disfruten ésta breve recorrida por el hermoso mundo de las plantas. Sientanse absolutamente libres de consultar cualquier cosa o de realizar comentarios.



30 de septiembre de 2015

Cultivo de hongos (setas) comestibles. Ejemplo en lugar reducido

Aclarando en primer lugar que los hongos o también llamados setas en algunos países del mundo no son vegetales ( si no que pertenecen al reino Fungi), les comparto algunos video sobre el cultivo doméstico de hongos comestibles.
esta es una hermosa y rentable actividad que se puede implementar junto con las huertas sin demasiada inversión.
Los hongos que se pueden cultivar son gírgolas, champiñones, shitake y otras especies. Cada especie tiene condiciones de cultivo especiales, pero no son demasiado complejas en ningún caso. Algunas pueden ser cultivadas en residuos del cultivo de trigo, troncos, aserrín o materia orgánica.

https://www.youtube.com/watch?v=67a7tJV_s9Q

29 de septiembre de 2015

Huertas para espacios reducidos. Estudio de la UNCuyo


Hasta un departamento puede tener su huerta








Hasta un departamento puede tener su 
huerta
El consumo de hortalizas frescas es esencial para la salud, pero no siempre se encuentra al alcance de todos. Por eso, un equipo de ingenieros agrónomos de la UNCuyo desarrolló un sistema de huerta orgánica vertical para la provisión de hortalizas a nivel familiar durante todo el año, en espacios reducidos -como un patio, un balcón o una terraza- y con escasa disponibilidad de agua de riego. Los especialistas comprobaron la adaptación eficaz del poroto de chaucha, el tomate, la lechuga y la albahaca entre las especies de verano, y de arvejas, repollo, lechuga, acelga y espinaca para el invierno. Ideal para estudiantes.

La propuesta de los ingenieros de la UNCuyo es fomentar la producción de hortalizas a pequeña escala y en zonas urbanas, aprovechando los espacios reducidos, donde no se cuenta con disponibilidad de terreno y agua para la realización de las huertas tradicionales. El sistema ya fue probado por los especialistas, por lo que tienen datos claros sobre qué especies se adaptan más al sistema, cuál es su forma de siembra y qué método de riego es el adecuado.

La verdulería en casa

“Es necesaria la concientización de la gente acerca de los beneficios del consumo de verduras frescas de producción propia y la mejora de hábitos alimentarios”, comenta a InfoUniversidades Pablo Loyola, director del proyecto y agrega que para la realización de este tipo de huerta “sólo se precisan de 7 a 10 m2, condiciones de iluminación y una fuente cercana de agua”.

Ésa es la receta que proponen para construir la huerta vertical en cualquier casa, por poco espacio del que se disponga. A ello hay que agregarle algunos elementos para montar la estructura. Básicamente, ésta consiste en postes de madera con un techo de polietileno a “varias aguas”, con un centro más elevado. Todo esto sostiene mangas plásticas dispuestas verticalmente, rellenas de substrato (turba, orujo y compost) y regadas por la parte superior en forma manual mediante un sistema de tuberías perforadas.

“El sistema de riego consiste en la colocación de un caño de PVC perforado de 75 milímetros, ubicado en la parte central de cada manga y el agregado del agua es manual por el extremo superior”, explica Loyola, y agrega: “Las perforaciones en los caños permiten el pasaje gradual del agua desde la tubería hacia el substrato. Y las tuberías funcionan además como reservorio de agua, ya que tienen un volumen interno de más de 10 litros”.

El mejor método para regar la huerta fue un problema al principio, cuando probaron con otros sistemas. “Cuando trabajamos con riegos manuales sobre la parte superior no se logró la distribución homogénea del agua en las diferentes alturas de la manga. Y otro sistema, como la inclusión de una manguera de goteo, se desechó por precisar de bomba, uso de energía, necesidad de filtrado del agua y los largos tiempos de riego necesarios para aplicar la lámina de riego buscada. Entonces, la alternativa que se ensayó fue el uso de tuberías de PVC”, recuerda Loyola.

El sistema tiene la ventaja extra de que les permite incorporar fertilizantes al agua de riego en forma homogénea en la manga y hacer eficiente su uso. Y para completar el proceso, en la parte inferior de la tubería colocaron un codo con una tapa a rosca que permite hacer drenaje o limpieza cuando sea necesario.

Hortalizas caseras, todo el año

Más allá de la estructura de la huerta vertical -cuya efectividad está probada-, en su desarrollo son claves las especies de hortalizas que se cultivan, ya que no todas reaccionaron de la misma manera. Y es que hay que tener en cuenta la estación del año a la hora de sembrar: “Utilizamos diferentes especies, tanto de estación cálida como de estación fría -dice Loyola-. Se notó una buena adaptación para este sistema de poroto de chaucha, tomate, lechuga y albahaca entre las especies de verano, y de arbejas, repollo, lechuga, acelga y espinaca para invierno”. Aunque no tuvieron resultados ideales, también recomiendan trabajar con brócoli, coliflor y achicoria.

Por último, con respecto al método de siembra, tuvieron mejores resultados con el transplante antes que con la siembra directa. “En este tipo de huertas verticales algunas especies se pueden establecer por semilla, como los porotos, pero en la mayoría de ellas se recomienda el establecimiento por transplante, como tomate, lechugas y albahaca, entre otras”, cierra el ingeniero agrónomo.

Fuente: http://argentinainvestiga.edu.ar
Prensa UNCuyo
loliva@uncu.edu.ar
Dirección de Prensa
Universidad Nacional de Cuyo

27 de septiembre de 2015

Recomendaciones del INTA. Cultivo de Oregano y Tomillo

Comparto con ustedes un artículo publicado por técnicos del INTA sobre el cultivo de orégano y tomillo. 


Huerta en casa: cómo cultivar orégano y tomillo

Huerta en casa: cómo cultivar orégano y tomillo
Protagonistas de todas las comidas, estas aromáticas se adaptan a suelos pobres y ayudan a controlar las plagas de la huerta. Cinco formas de cultivo, por técnicos del INTA.

Valoradas por su aroma, el tomillo y el orégano realzan el sabor de las comidas y ayudan a controlar –de manera natural o biológica– las plagas que dañan los cultivos de la huerta. A diferencia de las hortalizas, estas hierbas se desarrollan en suelos pobres en nutrientes y con poca agua, se adaptan a los lugares muy soleados y hasta crecen en pequeñas macetas. Fáciles de multiplicar, técnicos del INTA explican cinco opciones para llevar adelante su siembra.
“A medida que se extienden, estas especies forman unas matas compactas que es necesario dividir para mantener plantas sanas y jóvenes”, indicó Mónica Filippi, especialista en cultivos hortícolas del INTA Chivilcoy –Buenos Aires– y del Prohuerta, acerca de la importancia de realizar una renovación habitual de los cultivos a fin de asegurar su fortaleza.
Filippi dijo que el principal secreto para potenciar el aroma del tomillo y del orégano es ubicarlas en balcones o canteros bien expuestos al sol y orientados al norte. “El nivel de contenido de aceites esenciales, que brinda el aroma característico y determina su uso como condimento, depende de la intensidad de la luz solar que recibe la planta”, observó.
De acuerdo con la especialista, cualquiera de estas aromáticas puede cultivarse en el suelo o en contenedores con una profundidad no menor a los 35 cm. “Se adaptan muy bien a suelos pobres y el déficit hídrico, pero no a condiciones de encharcamiento, debido a que son sensibles al exceso de agua y sus raíces requieren mucha aireación”, agregó.

El principal secreto para potenciar el aroma del tomillo y del orégano es ubicarlas en balcones o canteros bien expuestos al sol y orientados al norte.
Cinco estrategias
“Según el tipo de planta que se disponga, será la opción que se elija para llevar a cabo el cultivo”, afirmó Filippi, y destacó la importancia de contar con un sustrato aireado como requisito para lograr un trasplante exitoso.
Semillas. Una manera de hacer la multiplicación es preparar los almácigos en primavera a partir de semillas. “Sólo los oréganos europeos pueden generarse de esta forma y, en el caso del tomillo, es conveniente realizar una siembra muy superficial dado el tamaño casi diminuto de las semillas”, expresó Filippi.
Acodo. En su versión simple, esta técnica se aplica cuando la planta madre posee tallos muy delgados, flexibles y sin textura leñosa. “Se realiza durante la primavera y se trata de enterrar una porción del tallo de la planta madre –libre de hojas– en otro recipiente sin separarlo de la planta original, mientras que la otra parte se deja al aire libre y con algunas hojas”, detalló la especialista.
Acodo por amontonamiento. Es una variante del acodo tradicional que resulta de utilidad cuando los tallos no son lo suficientemente largos y flexibles. Según explicó la técnica del INTA, esta práctica se efectúa en primavera y consiste en colocar en la base de la planta una capa de tierra fértil o sustrato –de 7 a 12 cm de espesor– que, al oscurecer las yemas, emite nuevas raíces y plantas.
Esquejes. Son pequeños trozos de tallo que, deshojados en su base y con algunas hojas en su porción terminal, estimulan la formación de raíces. Esta posibilidad requiere la plantación de cuatro yemas o más en un sustrato aireado al comienzo del otoño –cuando las temperaturas son moderadas– y el empleo de tallos de 3 mm de diámetro y de entre 5 y 10 cm de largo.
División de matas. Esta estrategia sirve para recuperar plantas envejecidas y rejuvenecerlas. “Se trata de una opción muy sencilla: hay que desenterrar el pie de la hierba –mata– y dividirlo según el tamaño de la planta madre, con la precaución de que cada nuevo individuo resulte equilibrado en cantidad de tallos y raíces”, señaló Filippi.
Fuente:INTAinforma

6 de mayo de 2015

Las Magnolias de Alta Gracia


La Magnolia de Alta Gracia


Al entrar a la hermosa ciudad de Alta Gracia (Córdoba-Argentina) podemos observar que al inicio del boulevard Ricardo Alfonsín (esquina Belgrano) hay un par de ejemplares de Magnolia grandiflora. Ambos ejemplares regalan sus hermosas y perfumadas flores blancas a todos aquellos que se toman un descanso al aire libre. Situadas entre tilos y naranjos amargos, estos bellos árboles nos demuestran que se adaptan a casi cualquier ambiente. El suelo debe ser fértil pero con buen drenaje y es necesario que reciban una buena cantidad de horas de sol. Prefieren los suelos ácidos.

La madera de Magnolia grandiflora (L.) se utiliza para puertas, molduras, viruta, objetos de artesanía y mobiliario de baja calidad. En medicina popular el cocimiento de la corteza y de las semillas se consume como tónico, estimulante y febrífugo; las semillas se utilizan en caso de parálisis. La infusión de las hojas y de la corteza, bebida con vino, se recomienda para los trastornos digestivos. Las flores sirven para aromatizar dulces y bebidas y, en bebidas, se emplean para curar la fiebre y la tos. Magnolia grandiflora (L.) es una especie rústica, resistente al frío.

Pertenece a la familia Magnoliaceae. Puede alcanzar los 10 metros. Sus hojas son elípticas de un color verde oscuro y algo brillantes de aproximadamente 10 centímetros de largo. Son perennes por lo que es un árbol con una importancia paisajística muy grande.


Las flores son grandes y perfumadas de hasta 16 cm de diámetro. Florece en primavera-verano (a partir de noviembre). El fruto al abrirse expone una gran cantidad de semillas rojas y suelen observarse desde febrero a mayo. La propagación por semillas es difícil y los arboles multiplicados por este método tardarán algunos años en florecer por lo que se recomienda la multiplicación por esquejes.